Tengo una marca artesanal y quiero registro ISP, parte I

julio 01, 2022

TENGO UNA MARCA ARTESANAL


Como tú, cientos de emprendedores que hacen cosmética artesanal tienen como objetivo consolidar una marca y crecer. El punto está en que muchos quieren omitir los temas regulatorios y eso en el mediano y largo plazo juega en contra.
Los temas regulatorios son una responsabilidad y también una oportunidad. Los cosméticos están relacionados a la salud humana ya que van a la piel, y por tanto, la autoridad sanitaria debe cumplir su rol con una mirada de salud pública.
Entonces, toma la oportunidad: de crecer, de vender en todos lados, de ser un aporte a la industria y sobre todo, de ser responsable con tus clientes. Tener tu producto en regla con la autoridad sanitaria en la práctica significa que tu producto es seguro, y eso se avala con los protocolos que se centran en el tipo de establecimiento que elaboró el producto según su forma cosmética.
Vamos de a poco.
Lo primero es que dentro de los productos cosméticos hay 2 categorías: Cosméticos y HBO (higiene, bajo riesgo y odorizantes). Ojo acá, porque si bien hay 2 categorías en la autoridad sanitaria, son 3 tipos de productos distintos de acuerdo al tipo de establecimiento en que se desarrollan. Recuerda, es el tipo de establecimiento en que se determina el tipo de autorización sanitaria junto a la forma cosmética. De los 3, 1 podrá tener registro y los otros 2, notificación.
Sigamos.
Si tienes un producto cosmético o un producto HBO que contiene agua, solo lo podrán desarrollar laboratorios cosméticos o de higiene, que son proyectos de alta inversión y complejidad mediana/alta en términos de implementación. Por tanto, si eres emprendedor lo mejor será buscar dentro de los laboratorios un convenio para que ellos maquilen (fabriquen) tu producto. En general, muchos laboratorios tienen ambas autorizaciones (pueden fabricar cosméticos y algunos hbo con agua)
Entonces, significa que ¿es cosa de llevar mi fórmula y que el laboratorio la maquile a escala? No, no es tan simple.
Lo primero, es que el laboratorio acepte tomar una fórmula no desarrollada por ellos. Si está esa posibilidad, es necesario que tu fórmula esté estabilizada por un QF. Estabilizar una fórmula implica agregar ingredientes que permitan que el producto se estabilice y cumpla con las características físico-químicas que aseguren su estándar en el tiempo. Eso, en cosmética natural profesional es mucho más complejo que en cosmética sintética. La estabilización se comprobará con los resultados que arrojen los estudios de contol de calidad.
Asi, si tienes una fórmula y no está estabilizada, el laboratorio tendrá que re-hacerla, pero esta vez estabilizada. Es decir que tomará lo central y lo adecuará para lograr que cumpla el estándar según la forma cosmética desarrollada. En tal caso, debe re-formular.
Puedes ver esa solución buscando un laboratorio directamente, o bien, tomando nuestra asesoría de formulaciones en donde hemos desarrollado cientos de proyectos profesionales para emprendedores. Mira acá:

  

 

Ya viene la parte II


Suscríbete